Blogia
el bolso de Pili

fiebre

Lo bueno de no tener termómetro es que así, una nunca tiene fiebre. Lo malo es ir a casa de tu madre, que allí, hay de todo (además de jamón del bueno).

Pues eso, que estoy malita. Que me voy a moquear a otra parte. Prometo volver, sana y salva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres